La elección de una buena cámara espía inalámbrica suele depender de dos criterios. En primer lugar, es importante considerar la claridad de las imágenes que el dispositivo será capaz de proporcionar. ¿De qué sirve una cámara de seguridad si no puede proporcionarte imágenes claras? La capacidad de almacenamiento de la cámara también es importante. Cuanta más memoria tenga el dispositivo, más podrá almacenar sus archivos. Por último, las opciones instaladas en tu futura cámara marcarán la diferencia. Algunos modelos tienen detectores de movimiento Esta característica permitirá a su cámara espía inalámbrica filmar sólo cuando detecte movimientos sospechosos en su campo de acción. Otros tipos de cámaras de vigilancia inalámbricas estarán equipadas con luces LED ultra potentes, ideales para filmar en medio de la noche o en un momento en el que la luz es baja o inexistente. Las cámaras espía también son muy prácticas para aquellos que entienden cómo funcionan.