1. Relájate y mantén la calma. Hay tantas cosas desagradables que hacemos para vernos bien: pellizcar, depilar y pulir, pero cuando se trata de la depilación, Silk-épil tiene todo lo necesario para reducir estos inconvenientes, como el guante de refrigeración, o los rodillos de masaje para disfrutar de una depilación suave. ¿Alguna vez lo has hecho bajo el agua? ¡Ahora puedes! Las depiladoras Wet & Dry de Braun Silk-épil 9 le permiten depilarse en la ducha o en el baño. El agua minimiza el dolor activando los analgésicos naturales del cuerpo, las endorfinas3. No te muevas. No te estreses demasiado en la forma en que manejas la depiladora. El manejo debe ser instintivo. Sostén la depiladora en un ángulo de 90 grados con tus piernas. También puede estirar la piel entre los dedos para facilitar el paso del aparato. No fuerce la presión sobre la piel, aplíquela suavemente. Ve despacio para obtener un resultado glamoroso. Toma unos 15 segundos desde el tobillo hasta la rodilla. Si vas demasiado rápido, te arriesgas a arrancar pelos que luego podrían encarnarse5. Siga la dirección. Desliza la depiladora en la dirección opuesta al crecimiento del vello, con un movimiento ascendente. Esto levanta los pelos cortos y da un acabado aún más suave.6 ¿En la piel húmeda o seca? La elección es tuya, pero si eliges la depilación en seco, tu piel debe estar perfectamente seca. Si eliges depilarte sobre la piel húmeda, aplica un poco de gel de ducha.